viernes, 30 de septiembre de 2011

Conchas de Merluza- Film & Food




Hoy es el día de publicar el reto de  film & food.

Todos los meses lo preparan con mucho cariño, pero este en especial era divertido, nos hacían recordar nuestra niñez a través de la película Hook.

Me pareció súper fácil pensar en mi plato preferido de niña. Pero cuando llegó el momento me venían un montón, todos súper apetecibles y no lo tenía claro, quería de verdad "el mío".

Una noche que es cuando una piensa. Me acordé de cuando mi madre nos preparaba las famosas conchas de bechamel o a veces cazuelitas, esto era mejor, no era tan mono pero cabía más que era de lo que se trataba.

Cena sencilla pero con mucho alimento. Lo aplaudíamos y además nos peleábamos por rebañar la sartén.

Ya en la mesa  comíamos despacito, igualando los lados con la cuchara para que nos durara mucho. Nos encantaba.

Os dejo con la receta, sencilla, fácil y cómoda. Alimenta muchísimo y es una manera estupenda de que los niños coman pescado y que los mayores disfrutemos de un rico plato.
Espero que os guste tanto como nos gustaba a nosotras.
 

Ingredientes:

400gr de merluza sin piel, ni espinas
500ml de leche
2 cch de mantequilla
2 cch de aceite
4 cch de harina
Sal

En una cacerola mejor antiadherente poner el aceite y la mantequilla dejar calentar y añadir los filetes de merluza, deshacer con la cucharada de palo y mezclar con la mantequilla y el aceite sin dejar que se cocine demasiado.

Mantener el fuego medio, añadir la harina, mezclar muy bien, teniendo en cuenta que la harina debe quedar toda húmeda con el aceite y la mantequilla (truquillo propio para que no salgan grumos). Y entonces es cuando vamos agregando la leche poquito a poquito sin dejar de mover con la cuchara de palo o con las barillas, durante 15-20 minutos. Si viéramos que nos queda muy espeso ponemos un poquito de leche.

Repartir en las conchas o en las cazuelitas.



 
 
VARIANTE: Si queremos, podemos añadir unas gambas o mejillones junto con la merluza, queda muy rico. También se le puede añadir un poquito de nuez moscada o gratinar con queso


PRESENTACIÓN: En conchas de vieira, conchas de cristal o cazuelitas de barro.


CONSERVACIÓN: Se conserva en la nevera de un día para otro y admite congelación.


APROVECHAMIENTO: Si nos sobrara podemos hacer unas bolitas rebozadas en harina, huevo y pan, fritas un rico aperitivo o rellenar unos pimientos de piquillo.


DIFICULTAD: Con algo de experiencia.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Crema de Hongos y Preparar una Cena II


Como lo prometido es deuda, aquí estoy con la segunda parte de "preparar una Cena".

No os podéis imaginar lo contenta que estoy porque ha gustado mucho la entrada anterior, he recibido muchos correos con diversas preguntas y contándome lo útil que les serán estos pequeños consejos. Cuando se me ocurrió primero pensé, pero si esto ya lo sabe todo el mundo, pero luego me dije: ¿y los que son novatos,  y a los que se nos olvidan las cosas?.

Pues nos toca preparar el menaje. También en esto influye el tipo de menú.

Si es buffet, presentaremos fuentes grandes, distintas, bandejas, jarras o decantadores con cremas, jarrones con las brochetas de frutas, imaginación al poder.
Si es sentado, usaremos la vajilla que tengamos. Normalmente en las casas hay una vajilla mas mona, la reservada y una para todos los días, se pueden mezclar, no tengáis miedo, también utilizar platos o copas sueltas que hayamos comprado en mercadillos o que tengamos de nuestros abuelos, padres… No os imagináis que bien queda lo moderno, con el color y con alguna cosa antigua. Mezclar todo. Podemos poner unas tazas de consomé súper antiguas para presentar una ensalada, como sacar unos callos en unas cazuelitas de barro con servilletas de cuadros o el postre en copas de coctel.

Y si es coctel intentaremos presentar cada uno de los platillos en cacharritos distintos, los tenemos de muchas clases, de porcelana, loza, plástico, metacrilato, barro, la primera vez no podemos ir y comprar todo, además no tendría ninguna gracia, podemos usar los famosos vasos de chupito que hay en casi todas las casas, copitas de licor, los platitos de café, y acercarnos a Makro, casa o alguna tienda de menaje y hacer una primera inversión, en algunos chinos tienen cosas muy monas.

Con el menú en la mano al lado de cada plato escribiremos como lo vamos a presentar y el orden en que lo sacaremos, lo podemos pegar en la cocina para guiarnos. Si todo lo tenemos que servir nosotros, contaremos con unas mesas de apoyo donde ir dejando bandejas y pediremos a nuestros amigos que nos ayuden a pasarlas, resulta divertido.

Si somos muchos y no nos queremos complicar nada, existen unas vajillas, fuentes, servilletas de papel o plástico ideales que nos pueden quedar geniales, las hay con motivos florales, geométricos, topos.

Manteles pensaremos con tiempo cual queremos poner, lo repasaremos, ya sabéis que de tenerlos guardados a veces les salen manchas, podemos utilizar sábanas antiguas de hilo, telas mezcladas, caminos de mesa, individuales y por supuesto los de papel ideales para los jardines o cenas muy informales. Las servilletas, grandes para el buffet y sentados y de merienda para el coctel, las de papel en el color que predomine o si queremos algo mas chic las de algodón de un solo uso son ideales y las hay de muchísimos colores.

Cristalería y cubertería. Combinar vasos, copas distintos, si tenemos sitio es ideal preparar una barra de bebidas y que cada uno se sirva, es muy cómodo y además resulta divertido.

La cubertería en el buffet se puede poner en un cesto con las servilletas atadas con rafia. En el coctel no necesitaremos a no ser que pongamos un platito con arroz, o lentejas o fabada con cucharitas de moca,  que no os podéis imaginar cómo triunfa  y como sorprende.

Flores. En los viveros podemos comprar plantas económicas y muy originales, ahora es tiempo de coles y tienen unos repollos en morados, verdes que decoran muchísimo. También unas simples margaritas colocadas con gusto nos quedan ideales. Eso si no pongáis flores que desprendan mucho olor. También con hojas y ramas queda muy bonito. O frutas.

Música. La música solo se debe poner a un volumen bajo y solo para crear ambiente. Las bandas sonoras o instrumentales quedan muy bien, pero ya sabéis sobre gustos.

Estoy pensando que este tema da mucho de sí y que ya hoy no me puedo enrollar más, así que seguiremos.

Os dejo con una receta que me encanta y luce mucho tanto para coctel, en chupitos, buffet en jarra o sentados en tazas de consomé o platos hondos.




Ingredientes

3 cebollas grandes
600grs de setas Y champiñones (mitad y mitad)
¾  litro de caldo de ave
30ml. de jerez, fino……
100ml de nata
Mantequilla
Aceite de oliva
Sal
Pimienta


Pelar las cebollas y picarlas. Rehogarlas en una mezcla de aceite y mantequilla a fuego lento hasta que estén transparentes.

Limpiar y filetear las setas y los champiñones, saltear un ratito junto con  la cebolla. Las cremas ganas mucho, cuando los ingredientes están muy rehogados. Regar con Jerez y dejar evaporar.

Cubrir con el caldo de pollo. Mezclar bien. Salpimentar.Y dejar cocer todo junto hasta que la cebolla esté totalmente hecha, unos 25-30 minutos. 

Separar unas cuantas setas y pasar el resto por el robot con la nata. Cuando vayamos a servir añadimos las setas reservadas.


VARIANTE: Si queremos una crema más sofisticada la podemos hacer de boletus, os aseguro que es espectacular.


PRESENTACIÓN: Tazas de consomé, en copas de Martini, platos hondos, acompañado de unas setas o de unas virutas de jamón, o unas gotas de aceite de trufa.


CONSERVACIÓN: Se conserva muy bien en la nevera y admite congelación, siempre antes de poner la nata o la crema.


APROVECHAMIENTO: Si nos sobrara podemos utilizarla aclarándola un poquito con caldo y nata como una salsa, para filetes de pollo o filetes rusos.


DIFICULTAD: Principiantes.





lunes, 26 de septiembre de 2011

Pollo a la Naranja y Preparar una Cena I


 
El sábado estuve en un evento importante que organizaba Wella, esa marca de productos de peluquería que mantiene nuestros cabellos estupendos: No sabéis todo lo que he aprendido, tendencias, colores, cortes…….. Participaban unas estupendas amigas que tienen un salón de belleza y habían quedado entre las ocho finalistas del concurso entre ochenta participantes.
Enhorabuena con todo mi cariño¡¡

Y vosotros os preguntareis: ¿qué tiene que ver todo esto con un blog de cocina? Pues mucho, os cuento, lo primero yo me fijé muchísimo en la organización, deformación profesional, muchos sabéis que tengo un catering  plato a plato y me encanta ver desde fuera los eventos, no os imagináis todo lo que se aprende del trabajo de  los demás, y como se valoran a las personas que lo hacen.

Si esto lo trasladamos a nuestras casas cuando preparamos un cumple o una comunión o una cena familiar o de amigos, nosotros mismos somos “los organizadores de eventos”.

Un “organizador” tiene que preparar:

Una lista de invitados. Llamarles para invitar o si sois muchos y queréis lanzar un globo sonda con la fecha, mandar un email para ver cuales le viene mejor a todos, pero el email no sustituye NUNCA al contacto directo con nuestros invitados.

Preparar el menú: Es la hora de elegir el menú que prepararemos, tenemos que tener en cuenta, que sea cómodo, que se pueda preparar con anterioridad, que si es pescado no tenga muchas espinas y que la carne no sea complicada de comer, los platos incómodos por muy ricos que sean, no se deben poner  a no ser que el motivo de la reunión sea ”unas caballas escabechadas” o  “codornices a las uvas”……..

Depende del número de invitados y del espacio que dispongamos podemos preparar un menú tipo coctel o sentados o buffet.

Para el coctel tenemos que tener en cuenta que debemos preparar unos diez platillos, como unos keftas, unos canapés de mousse de ventresca y tapenade y dos postres.

Sentados lo aconsejable son tres o cuatro aperitivos, un primer plato, un segundo plato y el postre. De la contundencia de nuestro menú dependerán los aperitivos, si es ligero los aperitivos pueden ser más pesados, si por el contrario es fuerte no podemos abusar pues quitarían el apetito.

El Buffet  es una opción muy apetecible, que se usa en ocasiones en las que no disponemos de espacio suficiente para sentar a todos los comensales o en ocasiones en las que queremos algo más informal. Para el buffet  deberemos preparar tres aperitivos que sacaremos mientras llegan todos los invitados, una crema fría o caliente, gazpacho de espárragos verdes  o crema de calabaza que podemos sacar en una bonita jarra y vasitos colocados alrededor, dos pasteles fríos, como el pastel de cangrejo y si es invierno podemos poner el budín de verduras con salsa de espinacas que es caliente, dos ensaladas y una carne o dos dependiendo del número de comensales con una guarnición, si la salsa que acompaña la carne es caliente la podemos servir en una jarra termo. Y de postre una banda de manzana cortadita y brochetas de frutas.

Hacer la compra es para mí de lo más importante junto con la elección del menú. Yo hago la lista (fundamental) con la receta en la mano, voy anotando lo que tengo que comprar y las cantidades, de esta manera haremos la compra de manera rápida y no compraremos cosas que muchas veces se quedan en el fondo de la nevera.

Cocinar por adelantado. Podemos hacer la compra en dos veces, estaréis diciendo que horror pero ya veréis porque lo digo, si vamos a preparar por ejemplo unas carrilleras, las podemos guisar y congelar, lo mismo con una crema que congelaremos, luego dejamos descongelar, a mí me gusta que se descongele despacio y después pasarla por el robot o la batidora y añadir la nata o la crema si fuera necesario.

Si acompañamos nuestros platos con confituras, mermeladas, compotas o Chutney, los prepararemos con antelación los envasamos y otra cosa más preparada.

Con estos consejos os aseguro que no os dará pereza invitar y que disfrutareis muchísimo preparando que también es de lo que se trata.

Como ya me he enrollado mucho os dejo para la siguiente entrada, todo lo referente a la decoración y preparación final que es muy apetecible.






Ingredientes

2 Kg de muslitos de pollo o ¼ trasero por persona y alguno más.
2 cebollas
Zumo de medio limón
1 vaso de zumo de naranja natural
½ vaso de coñac
Aceite de oliva
Hierbas provenzales  
Pimienta
Sal

Esta es una receta muy fácil, muy cómoda y que gusta muchísimo. He puesto las cantidades que yo suelo poner para cinco personas más o menos, ya sé que son muchos pero me encanta que me sobre, congelar y así ya tengo el “taper” de mi hijo para un día.

Precalentar el horno a 170º

Mientras ponemos en una bandeja de horno el aceite, la cebolla picada y encima los muslitos, rociar con el zumo de limón (para dar brillo y color tostadito), sal y pimienta.

Hacer el zumo de naranja.

Regar nuestros muslitos con el zumo de naranja y el coñac. Poner las hierbas provenzales, si nos apetece, no es del todo necesario.






VARIANTE: Con esta misma receta puedes hacer cuartos traseros, pechugas, o pollo entero.


PRESENTACIÓN: Lo podemos acompañar como en la foto con patatas fritas y pisto. Con un arroz con curri o un cus cus.


CONSERVACIÓN: Se conserva fantástico en la nevera y admite congelación.


APROVECHAMIENTO: Si nos sobrara podemos utilizarlo en ensaladas o para unos ricos sándwich.


DIFICULTAD: Principiantes.
 





jueves, 22 de septiembre de 2011

Escabeche de Ave



Esta es una de mis recetas practicas y deliciosas. Me encantan los escabeches de lo que sean. Son deliciosos, se pueden tomar del tiempo o calientes, nunca muy fríos pues pierden sabor. Igual que también se deben comer después de dos o tres días de reposo, son como los vinos ganan con los días.

Es tan práctico tener escabeche en la nevera sobre todo en verano, nos soluciona una comida de diario o si tenemos invitados se pueden hacer deliciosas ensaladas.

Esta receta la hago hace muchísimos años tal y como me la dio Antonia que es una excelente cocinera, que entre otras muchas cosas hace unas croquetas¡¡ de lujo.

Se puede hacer con otras aves y tendremos en cuenta la dureza. En los escabeches es muy importante el tiempo de cocción si se dejan poco, crudos no están ricos, pero pasados no hay quien se los coma.

Yo lo he puesto el otro día con ensalada que nos encanta, queda buenísimo y es un plato que en un buffet triunfa siempre. Es muy vistoso y gusta muchísimo.

Os cuento una cosa para presentarlo lo corto siempre en lonchitas y van quedando trocitos que conservo dentro del “escabeche” y que luego utilizo para sándwich o para ensalada con todos los ingredientes mezclados.

Ya sabéis que me encanta aprovechar todo.

Os dejo con la receta y con un cuadrito nuevo que añadiré en todas las recetas, que espero os sea de utilidad.

Ya me contareis.

 



Ingredientes:

4 Pechugas de pollo (Cualquier Ave)
3 dientes de  ajo
2 Hojas de laurel
1Cebolla grande
½  vaso de vinagre
1 vaso de aceite
Pimienta negra en grano
Sal



Poner en una cacerola todos los ingredientes excepto las pechugas cuando esté hirviendo añadir las pechugas, bajar el fuego  y dejar durante 10-14 minutos, depende del tamaño de las pechugas. A mitad de cocción darles la vuelta.

Dejar enfriar en la cacerola fuera de la nevera.

Cuando esté frío trasladar a un recipiente de plástico o cristal mantener en el frigorífico. (Mientras este cubierto por el escabeche dura  un mes en el frigorífico).

Se puede servir partido  finito en lonchitas con el escabeche por encima con su cebolla y los granos de pimienta y mezclum alrededor.

Está estupendo si lo utilizas para acompañar ensaladas variadas como esta que yo he preparado con tomatitos cherry. 

Algunos diréis que le ponéis zanahoria, le va muy bien y me gusta mucho, pero solo se la pongo cuando voy a utilizar el escabeche en uno o dos días(siempre después de su reposo) si lo quiero para mantenerlo días o semanas no la añado, pues oxida el escabeche y no me gusta.



VARIANTE: Con esta misma receta puedes hacer pescados, aves y carnes. De su dureza dependerá el tiempo de cocción.


PRESENTACIÓN: Se puede servir partido  finito en lonchitas con el escabeche por encima con su cebolla y los granos de pimienta y mezclum alrededor.


CONSERVACIÓN: Siempre que esté cubierto del aliño dura un mes en la nevera.


APROVECHAMNIENTO: partido finito en un sándwich, con lechuga, tomate y mayonesa y la cebolla del escabeche.


DIFICULTAD: Principiantes

lunes, 19 de septiembre de 2011

Arroz Oriental




Los platos rápidos nos vienen fenomenal y sobre todo estos que puedes hacer y tener en la nevera e ir tirando de ellos.

Esta es una receta que va dedicada a todos los jóvenes que estudian o trabajan fuera de su ciudad o de su país. Cuando llegan a su destino todo es de color de rosa, empiezan comiendo comida comprada, preparada  y rápida (fast food) pero cuando pasan los días se cansan de este tipo de comida o el dinero que mandamos los padres empieza a escasear.

Entonces investigan donde está el súper más cercano y  más económico. 

¿Qué sé hacer? Se preguntan, algunos algo y otros nada.

Comienzan las llamadas o mensajes a las madres, que digo mamá que como se hace…..

Pues este arroz tipo tres delicias, oriental o como queramos llamarle es fácil de hacer, llena los estómagos, les gusta a los jóvenes (mayores, niños, a todo el mundo) y se conserva muy bien en la nevera dos o tres días.

Me viene a la memoria cuando mi hijo se fue a estudiar a Paris, le había enseñado una salsita muy fácil que acompañaba cualquier carne y que podía disfrazar la calidad de la que compraran. Cuando volvió un día hablando le pregunte si la había hecho, si  mama me respondió, muchas veces, que alegría de madre¡¡ y entonces me dijo: nos gustaba  tanto que hacíamos cacerolas enteras de salsa sola y mojábamos pan cuando volvíamos a casa a altas horas. Pues eso que lo utilicen como lo que quieran.

Este arroz les encanta en mi casa y a mí me soluciona mucho tenerlo en la nevera.

Lo he presentado como plato y como una tapita en un cacharrito ideal  para una cena informal de platitos de picar, me apasionan estas presentaciones.

Ya me contareis.



Ingredientes:

500gr de arroz (tipo brillante)
1 lata pequeña de guisantes
3 huevos
200gr de jamón de york
250gr de gambas peladas
4 cch de aceite
5 cch de salsa de soja
Sal


Poner una cacerola  con dos cucharadas de aceite, añadir el arroz y rehogar unos segundos a fuego medio, sin dejar de mover.

Añadir el doble de agua que de arroz, salar y dejar cocer unos 20 minutos (este tipo de arroz necesita un poquito más que el normal pero se conserva mejor para esta receta).

Mientras picamos el jamón de york en daditos, pelamos las gambas y escurrimos la lata de guisantes.

En una sartén ponemos unas gotitas de aceite y ponemos los huevos sin batir (también se puede hacer una tortilla francesa) dejamos que se cuajen.

En una sartén grande ponemos las otras dos cucharadas de aceite, rehogamos las gambas, añadimos el jamón, los guisantes, los huevos cuajados previamente cortados en trocitos y el arroz.

Rehogamos todo junto a fuego muy lento con la salsa de soja. Y listo para comer.

Si lo queremos conservar en un taper dejamos enfriar y luego a la nevera, se calienta muy bien en el microondas.

Esta misma receta queda genial hacerlo en lugar de gambas con trocitos de pechuga de pollo, seguir la receta y sustituir en todos los pasos las gambas por el pollo.

Si queréis le podéis añadir un poquito de cebolla salteada o  brotes de soja.

Y ya sabéis imaginación al poder




Mirar que ideal es el recipiente




Estupenda receta de taper



VARIANTE: Se pueden variar el arroz, por pasta.



PRESENTACIÓN: En fuente para buffet, en platitos para coctel, en platos llanos con aro de presentación en una comida sentados.



CONSERVACIÓN: En la nevera en un taper de un día para otro. Calentar en microondas.


APROVECHAMIENTO: Utilizar como guarnición de un plato de carne o pollo.


DIFICULTAD: Principiantes

 

domingo, 18 de septiembre de 2011

Amigo Invisible Gastonomico (AIG)



Una entradita rápida pero importante. Este año es el 4º que se realiza el AIG amigo invisible gastronómico) entre las personas que tenemos un blog.

Los “ingredientes” necesarios para participar los tenéis en el blog mis recetas bordadas de Jo.

Es una manera de conocer otros blog y otras culturas, pues pueden participar personas de todo el mundo.

A mi me hace especial ilusión pues el logo con el que se anuncia este AIG lo ha diseñado Carol, si la misma que me hizo el logo de mi blog y de mi catering plato a plato, podéis ver sus diseños en Desing With Love, animaos y ver su trabajo merece la pena.


 
 
Dice Jo que hay que contar lo que nos gusta para dar pistas a nuestro amigo invisible.

A mí me gusta todo, pero por dar alguna pista, me gustan los productos típicos de otras regiones o países, me encantan las especies, los cortadores de galletas…..los libros, los platos de presentación, manteles individuales, ya paro, pero os he advertido que es que me gusta todo.

¡¡Gracias Jo por coger el testigo y organizarlo¡.

Seguro que disfrutamos que es de lo que se trata



jueves, 15 de septiembre de 2011

Callos a la Madrileña



Hacía tiempo que no participaba en ningún concurso, me gusta mucho pero a veces el tiempo no me da para más.

Dae del  Blog Para estar por casa propuso un concurso que me gustó mucho y en el que no quería dejar de participar Platos típicos de nuestra región, ¿a que solo el nombre ya engancha?.


Pues pensando he decidido que un plato típico de mi región son los callos a la madrileña, habéis adivinado soy madrileña.

Tengo que reconocer que no los probé hasta los treinta y tantos  (vamos no hace mucho ja ja ja) a mis  padres les han gustado siempre y mi abuela los hacía impresionantes, siempre me animaban a que los probara pero me resistía.

Con mi marido, entonces mi novio y nuestros amigos de Santander, íbamos de merienda y siempre los pedían y nunca los probé y me consta que en muchos sitios los hacían deliciosos.

Pero un día en el Mesón El Molino en Algete donde  hemos hecho muchas celebraciones familiares, y ahora puedo constatar que los hacen impresionantes, después de que insistieran mucho los probé (solo la alfombrilla que dice mi padre), no me lo podía creer me encantaron tanto, tanto, que ahora los pido.

Rosa que sabe que nos gustan siempre nos hace unas cazuelitas individuales ideales en navidad, y tiene la santa paciencia y el cariño de ponernos a cada uno el picante que nos gusta.

Por razones, no tenía la receta familiar y me daba mucha pena, pero mi hermana Pilar, que es una excelente cocinera se empeñó y después de realizar un master en callos tiene su propia receta y la salen espectaculares. Me la dio y este verano los hice por primera vez, me salieron riquísimos, claro era fácil con la receta y el móvil en la mano, mi hermana Pilar me fue dando instrucciones.
Como iba a ser con otra receta si Dae nos animaba a participar con una  de nuestra región y que tuviera alguna historia. ¿Os parece poca historia?

Receta de familia, comidas familiares……………………. Como veis es una receta para reunir familia y amigos.

En algunos sitios los hacen con garbanzos, también los acompañan con una fuente de patatas recién fritas y los he probado con tortilla de patata, se hace una tortilla de patata jugosita y se ponen los callos con su salsita bien calientes por encima.

Fundamental que los callos estén muy calientes e imprescindible buen pan, un pan grande delicioso para poder mojar.

Que disfrutéis y ya me contareis.



Ingredientes:

1Kg. de Callos de Ternera y 500gr de pata y 500gr de morro
2 Chorizos tipo asturiano
2 Morcillas secas o tipo asturiano
250 gr Jamón Serrano
1 hueso de jamón
200 gr de tocino fresco entrevenado
3 dientes de Ajo
1 Hoja de Laurel
8 Granos de pimienta negra
3 Cayenas (según queramos de picante)
2 cucharadas soperas de harina
1 cucharada sopera de pimentón dulce
1 y ½ Cebolla
100ml de salsa de Tomate
2 Zanahorias
Aceite de oliva
Sal


Lo primero es fundamental comprarlos en un sitio de confianza. Me encantan los mercados y las casquerias (que ya quedan pocas) le dan mucho encanto. Aunque los callos generalmente ya vienen limpios, primeramente los metemos en agua vinagre y sal se dejan como 30 minutos revolviéndolos. Los aclararamos muy bien, muy bien en abundante agua hasta que no huelan al vinagre. Después cortar en trozos no muy grandes.

Ponemos los callos en la olla sin cerrar a fuego fuerte, los cubrimos con agua  y cuando rompe a hervir los retiramos, esto hace que se les quite el olor a sebo que les podría quedar. Tiramos esa agua y los volvemos a poner al fuego con agua que los cubra, como hacemos con las legumbres.

Cortamos el jamón en dados  y lo añadimos con la morcilla, las zanahorias sin piel, una cebolla entera, el laurel, la pimienta negra en grano, el tocino fresco en un trozo, las morcillas y las cayenas (la cantidad según el picante que nos guste).

Cerramos la olla y dejamos más o menos cuarenta y cinco minutos, esto dependerá de la olla que tengamos sea rápida o de las antiguas. Probamos que estén en su punto.

Sacamos de la olla y ponemos en la batidora la cebolla entera, la zanahoria y un poquito de caldo lo trituramos y añadimos a la olla con los callos.

Freímos en el aceite el chorizo que previamente habremos cortado en rodajitas gordas y reservamos. En este mismo aceite hacemos el sofrito con la otra cebolla  picadita y los dientes de ajo también picados, una vez que esté la cebolla añadimos el pimentón y  sin dejar de mover  la harina. Ponemos 150ml de caldo de cocer los callos y dejamos cocer para que la harina se haga y no sepa a cruda. Ponemos en la olla con todo lo demás.

Sacar las morcillas y cortarlas en rodajas y volver a poner en la olla.

Rectificar de sal si nos hiciera falta.

Dejar cocer todo junto un cuarto de hora a fuego lento.


Los callos están mejor de un día para otro como casi todos los guisos el reposo les viene genial.

Congelan fenomenal, y ya que nos ponemos viene muy bien congelar en taper y tener para otras ocasiones.




Mi hermana hasta los pone en envases muy monos y los regala, ¡¡menudo estupendo regalo¡¡. Como veis yo también.

Los entendidos dicen que la salsa de este guiso tiene que pegarse al paladar.


VARIANTE: Añadir garbanzos y especies reunidas.


PRESENTACIÓN: En unas cazuelitas de barro y siempre muy calientes.


CONSERVACIÓN: En la nevera y admiten congelación.


APROVECHAMIENTO: Si nos sobra poca cantidad, le añadimos un bote de garbanzos y así aumentamos el plato.


DIFICULTAD: Con experiencia

lunes, 12 de septiembre de 2011

Keftas


Aquí estoy un lunes mas con una recetita nueva, esta vez una que me gusta mucho, que es muy fácil y muy lucida. Me encantan están palabras, fácil y lucida, estas son las mejores, las que nos sacan de un apuro y nos hacen quedar bien en cualquier ocasión. La receta de los keftas es una de estas.

Algunos os estaréis preguntando que es un kefta, pues es un  plato de la cocina árabe, unas albóndigas alargadas especiadas, el nombre kefta significa "mano" por la manera que tiene de prepararse.

Quedaría genial preparar una jarra de Té verde frío, Humus con pan de pita , las keftas, la salsa de yogur, alguna salsa picantita y un cuscús  o un arroz para acompañar y de postre un hojaldre de crema . Como veis de este “menú “ ya tenemos algunas de las recetas y os dejo los enlaces por si las queréis consultar.

¿Qué os parece? a que quedaría genial y sería un menú divertido.

Ahhhh¡¡¡ se me olvidaba tambien las podemos servir como un aperitivo haciendolas mas pequeñas y para una cena de picar.

Pues si lo hacéis ya me contareis.



KEFTAS

INGREDIENTES:
250 gr de carne picada de ternera
250 gr de carne picada de cordero
50 gr de piñones
1 cebolla
Cilantro fresco
1 cucharada de pimentón
Jengibre molido
sal
Pimienta

Picamos la cebolla muy finita y el cilantro (yo no le pongo mucho, pero esto va en gustos)

En un bol ponemos las carnes picadas, añadimos la cebolla, el cilantro, el pimentón, los piñones (opcional) y el jengibre. Salpimentamos. Mezclamos muy bien. Igual que la carne para las albóndigas, me gusta dejarla reposar en la nevera para que coja mejor todos los sabores y también al estar bien fría se forman mejor. De esta manera no hace falta poner huevo batido o pan rallado o pan mojado en leche o agua.
Formamos unas bolas como si fueran albóndigas grandes, las pinchamos en brochetas, si son de madera previamente las habremos tenido en un vaso con agua para que luego no se nos quemen y se coman mejor, y si fueran de metal las damos aceite, y aplastamos con las manos para dar forma.

Precalentamos el horno  a 180º ponemos las brochetas en una bandeja con un poco de aceite unos 15 minutos, a los 10 minutos las damos la vuelta. Me gusta mucho como quedan en el horno, pero si preferís los podéis freír en una sartén o hacer en la barbacoa.

Me encanta acompañarlas con esta salsa que también utilizo para otras recetas, es muy fácil y ya veréis que rica.


Salsa de yogur al curry
1 yogurt griego
2 cch de limón
Curry
Sal
Pimienta

Batimos el yogur con el limón, añadimos curry (cuanto mejor sea, mejor estará la salsa) a nuestro gusto y salpimentamos.






ShareThis